A finales de septiembre empieza a llegar el frío, y aunque todavía quedan unas quincenas de idas y venidas de calor, muchos nos planteamos guardar las alfombras finas de verano y sacar abrigos para el suelo de nuestra vivienda. Queremos salir de la cama y posar los pies descalzos en una alfombra mullida y de pelo largo que nos aísle del frío.

Buscamos cubrir el suelo de modo que no haya ni una baldosa o tabla helada sobre la que poder pisar por error. Y para eso necesitamos alfombras de pelo, como nuestra colección Shaggy (lanudo, en inglés). Pero, ¿sabes cómo limpiar las alfombras de pelo largo? ¡Nos preparamos para el invierno!

Particularidades de las alfombras de pelo largo

Las alfombras de pelo son ideales para invierno. Por un lado, ayudan en parte a calentar la vivienda y a conservar el calor dentro, del mismo modo que un abrigo mantiene el calor del cuerpo. Por otro, su comodidad hace que nuestros pies puedan seguir estando descalzos, como en verano, algo que agradecemos, especialmente cuando nos despertamos.

Sin embargo, las alfombras de pelo tienen por contra ser imanes para la suciedad. La forma de su tejido hace que el polvo en suspensión se pose más sobre ellas que sobre ninguna otra superficie, o que la suciedad que llevamos en los zapatos quede fijada con más facilidad.

Esto hace que sea más compleja de limpiar, y que debamos tomar algunas medidas de precaución para evitar que se manche más de lo debido.

¿Cada cuánto tengo que aspirar o sacudir una alfombra de pelo largo?

alfombra shaggy lanuda de pelo

Si aconsejamos aspirar una alfombra normal una vez cada una o dos semanas, las alfombras de pelo están más cerca de la semana e incluso de las dos veces por semana. Pensemos que tienden a ensuciarse más rápido, por lo que pronto habrá que retirar esa capa superficial de polvo, pelos o arenilla de ellas.

No obstante, llamamos la atención sobre la potencia usada de la aspiradora. A diferencia de las alfombras finas, como la Alhambra que mencionábamos en el artículo sobre alfombras redondas, las alfombras de pelo pueden sufrir daños si tiramos en exceso de las fibras.

Mejor aspirar a media potencia si nuestra aspiradora tiene regulador de potencia, o usar la boquilla más grande que tengamos. Otro consejo con respecto a su limpieza con aspiradora es la de no realizar movimientos bruscos sobre el tejido. En lugar de trazar líneas rectas con la aspiradora de un lado a otro de la alfombra, es una buena idea la de ir palmo por palmo elevando la aspiradora y dejándola caer sobre la superficie a aspirar. Así no estiramos las fibras.

También tendremos que sacudir con más frecuencia una alfombra de pelo que una que no lo tenga. Así evitamos que la suciedad cale hasta el fondo, de donde nos será más difícil aspirarla.

En el caso de que descubramos algún lamparón, os referimos al artículo en el que os hablábamos sobre cómo eliminar una mancha de la alfombra. Y si contáis con una mascota en casa este otro artículo sobre animales y alfombras limpias es de lectura casi obligatoria, aunque tocaremos algo en este artículo.

Cómo evitar que nuestra alfombra de pelo se manche

«No es más limpio quien más limpia, sino quien menos ensucia», dice el refrán. Y si nuestro objetivo es que la alfombra de pelo esté limpia, qué menos que evitar que la suciedad se acumule en ella con algunos consejos.

Un zapatero a la entrada de la casa

El consejo que dábamos a los padres que querían jugar con sus hijos en la alfombra era el de dejar los zapatos en la entrada de la casa. Cuando andamos por la casa con el calzado de la calle introducimos todo aquello que hemos pisado por la calle. Un zapatero a la entrada de la casa con zapatillas de estar por casa soluciona esto.

Los animales, fuera de (esta) alfombra

En no pocas viviendas las mascotas disponen de uno o varios lugares extremadamente cómodos. Un cojín especial, una manta o alfombra solo para ellos, e incluso sofás a medida. Muchas veces dejamos también que se suban a los sillones o a la cama. Pero incluso ahí es más fácil retirar los pelos, ya que en las alfombras de pelo largo estos se clavan y su eliminación es engorrosa.

Debajo de la mesa, mejor una alfombra fina

Aunque quizá menos apropiada para invierno, las alfombras finas son más cómodas para la zona del comedor. Estas se ensucian mucho menos que las alfombras de pelo, donde las manchas y los restos de comida son mucho más difíciles de eliminar. Hay que tener en cuenta que muchas veces pisamos la alfombra con la mesa del comedor, haciendo más difícil retirarla para su limpieza. Además, este peso deja marca sobre las alfombras de pelo.

alfombra de pelo bajo mesa

Durante los meses fríos buscamos que las alfombras calienten un poco nuestra vivienda, algo en lo que las alfombras gruesas y oscuras ayudan mucho. Sin embargo, no queremos vivir esclavizados por su higiene.

Es por eso que recomendamos limpiar la alfombra de pelo al menos una vez por semana con una aspiradora, ya que nos evitará limpiezas mayores y más pesadas. Además de los consejos para evitar que las alfombras de pelo cojan más suciedad.

Imágenes | Colección Shaggy

Pin It on Pinterest

Share This

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar