Alfombras Kilim: Historia y Orígenes

Los Kilims son unas piezas de decoración tan bonitas que seguro que quieres tenerlas en casa. Este estilo de alfombra le dan un toque de color a las estancias tan agradable que es difícil resistirse a sus encantos. Es por ello, que queremos que los conozcas un poco más. ¿Te apetece descubrir su historia? Te va a sorprender…

Kilims: Historia

Empecemos por el principio;  ¿Qué significa “kilim”? Esta palabra es de origen turco y significa “que no mezcla colores, aunque podemos encontrar otras palabras relacionadas en otras zonas de Oriente Próximo, como el vocablo persa “gilim”, que hace alusión tanto a la variedad de tejidos persas como a la técnica que se emplea para fabricarlos. 

En definitiva, un kilim en su acepción original, es un tipo de textil sin pelo, fabricado a mano, de manera artesanal y que como su propio nombre indica, no mezcla colores en su técnica de tejido, a diferencia de las alfombras clásicas y su diseño suele estar formado por motivos geométricos de estilo étnico.

Las alfombras más antiguas del mundo

Pues si, aunque hasta nuestros días no hayan llegado vestigios de kilims milenarios, se estima que surgieron hace ahora unos 3.500 años entre los pueblos nómadas de Asia Central. Por aquel entonces ya se utilizaban para crear suelos en los que caminar cómodamente, en las paredes de las tiendas donde vivían para protegerse del frío o del calor, forrar las sillas de montura o incluso para cubrir el equipaje y proteger a los animales durante los numerosos viajes.

Por aquel entonces, el kilim se trataba de una «tela bonita y resistente» ampliamente utilizada, pero no contaban con el mismo estatus que el de una alfombra tradicional, más dedicadas a la decoración, si no que eran de uso doméstico. Años más tarde, gracias a su buena reputación y su utilidad, se extendieron por Europa Oriental y África del Norte. De hecho, todavía hay quien incluye a los kilims dentro de la categoría de alfombras orientales, aunque lo cierto es que por sus peculiaridades, merecen una categoría propia. 

En la actualidad, los descendientes de los kilim originales provienen de países como Turquía, India, Marruecos, Afganistán, Pakistán o Irán y como siempre, su principal productor son los pueblos nómadas de distintas regiones, por lo que dentro de la variedad de Kilims, nos encontramos con kilims persas, turcos o afganos, siendo estos últimos, también conocidos como Kilim Herat, los más apreciados para la decoración de hogares de todo el mundo, debido a su versatilidad. 

Puedes echar un vistazo a nuestra colección Kilim Nómada Persa, una colección de piezas originales de kilims étnicos hechos a mano por auténticos nómadas de Irán.

¿Cómo reconocerlos?

Es fácil identificar un kilim. Estamos ante un tipo de alfombra sin pelo y en una gran variedad de modelos y colores diferentes; aunque comparten un denominador común. Diseños únicos con detalles geométricos, motivos florales… Unos colores vivos obtenidos a partir de tintes vegetales y un método de fabricación tradicional con telares milenarios, que se ha ido traspasando de generación en generación. 

Respecto a su variedad, ¿cómo saber de qué país proviene?

Aunque todos nuestros kilims y alfombras incluyen un certificado de origen, hay varios trucos para diferenciarlos:

  • El Kilim Afgano o Kilim Herat se teje con lana pura de cabra y oveja, que dibuja cenefas geométricas y suelen ser más gruesos y grandes, por lo que son muy resistentes.
  • Mientras que los Kilims Persas, más delicados, tienden a emplear el blanco para generar contraste con los demás colores.
  • Los Kilims Turcos, de lana y algodón, llaman la atención por sus vivos colores y sus diseños geométricos, en los que suele aparecer el tradicional elibelinde, un símbolo de fertilidad. 

Los kilims destacan también por su calidad. Se fabrican a mano, con tejidos naturales 100% como como seda, lana o algodón utilizando técnicas de anudado que hacen que las fibras sean todavía más resistentes, por lo que son ideales para colocar en suelos de mucho paso, como colcha o incluso para forrar muebles. Es una de las grandes ventajas de elegirlos; siempre quedan favorecedores y apenas requieren de mantenimiento al no soltar el pelo.

Además, ¿sabías que hay variedades reversibles? Si por algún motivo se te ensucia y no tienes un momento para limpiarlo, puedes darle la vuelta mientras y seguirlo disfrutando. Ten en cuenta que es una ventaja importante respecto a otros tipos de alfombra.

salon decorado con kilim de alfombras hamid

Son ideales si se sigue un tipo de decoración minimalista, dado que aportan ese toque de color y de vida que a veces nos pide a gritos la sencillez. De ahí a que estén especialmente en auge en estos últimos años. 

Saber más: Ideas para decorar con Kilims Herat 

¿Qué materiales se emplean para hacer kilims?

En la fabricación de los kilims se emplean materiales naturales y de gran calidad como la lana, el algodón o la seda. Mientras que el color se consigue a partir de plantas, insectos y minerales; las fibras se tiñen antes de entretejer las tramas y las urdimbres y como habrás podido comprobar, predominan colores rojizos, granates o azules. 

kilim de alfombras hamid decorando un salon

Cuando el color cambia, aparece una nueva tira en el kilim, dando como resultado una alfombra hecha a mano muy original y diferente a cualquier otra. ¡El diseño final de cada kilim es único y exclusivo!

¿Dónde comprar kilims originales?

En Alfombras Hamid puedes comprar kilims online, con una relación calidad-precio fabulosa. También puedes venir a ver los kilims a nuestras tiendas de alfombras en Madrid y Barcelona y admirar sus colores en vivo ¿sabes de desde cada ángulo de visión puedes observar un color diferente? ¡Es toda una experiencia!

Recuerda que quedan perfectos y favorecedores en todo tipo de estancias y lugares; salones, pasillos, habitaciones, baños, cocinas… y son un excelente recurso a la hora de diferenciar estancias o aportar un toque de color a la decoraciones más sobrias. Un tipo de alfombra que permite muchas posibilidades y con un precio inmejorable. ¡También son un excelente regalo!

¿Te ayudamos a elegir la el kilim perfecto para ti? Pregúntanos.

Entradas relacionadas

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja un comentario