Quizá te suene el concepto de alfombra nómada o quizá no lo hayas escuchado antes. La realidad es que es un modelo de alfombra que últimamente viste muchos suelos en hogares con toques cálidos, modernos y rústicos. Te invitamos a descubrir cómo utilizar las alfombras nómadas y sus principales características.

¿Qué es una alfombra nómada?

Las alfombras nómadas se fabrican por los nómadas de Oriente, entre las montañas en Irán y Afganistán. Estas alfombras son tan características porque no se anudan en telares previamente organizados en fábrica ni siguiendo un patrón. Estos artesanos trabajan de memoria, en telares horizontales que ellos mismos llegan consigo en sus trayectos. Esto hace que las alfombras nómadas tengan un encanto muy especial.

Los motivos que visten estas alfombras suelen estar inspirados en la naturaleza y su entorno, y recogen patrones transmitidos por sus antepasados. Las alfombras nómadas están anudadas a mano con lana original. Además, la mayoría de las veces esta lana proviene de ovejas autóctonas, lo que las hace aún más especiales y auténticas.

Otra curiosidad de las alfombras nómadas y una forma de distinguirlas es que se puede apreciar cómo la lana cambia de color el algunas partes. Los tejedores van tiñendo la lana que van utilizando, y por eso va variando el color y se le da tanto valor a las alfombras nómadas. Están 100% hechas a mano.

Las alfombras nómadas han ido conservando los diseños y colores más tradicionales que se han ido transmitiendo de generación en generación.

¡Quiero una alfombra nómada en mi casa!

Ahora que ya sabemos lo que es una alfombra nómada quizá te haya entrado la curiosidad y quieras tener una de estas piezas en tus manos (o a tus pies). Si estás buscando darle un toque diferente a tu casa, incorporar una alfombra nómada hará que ganes funcionalidad pero además incorporas un alto nivel estético, con una alfombra artesanal, única y hecha a mano.

Lo primero que debes saber es que no solo hay un tipo de alfombra nómada, ¡hay muchos! Estamos seguros de que vas a encontrar la que más se adapte a tus gustos.

Las alfombras nómadas son todoterreno, son muy resistentes y tienen una vida muy larga. Son ideales para ponerlas en zonas de mucho paso como recibidores, así como en zonas que queramos crear un ambiente muy recogido y cálido como dormitorios, salón o sala de estar.

¿Con qué colores pueden combinar las alfombras nómadas?

Cuando vemos una alfombra nómada por primera vez, nos llaman la atención los colores vivos y naturales y su diseño marcado. Por ello, desde Alfombras Hamid recomendamos combinarlas con maderas nobles como el roble y otras en tonos claros como los muebles de bambú. Este tipo de muebles claros realzan los detalles de la alfombra.

Para los demás textiles (cortinas, estores, fundas de sofá…), dependerá de los colores de nuestra alfombra pero, si no queremos arriesgarnos, sabemos que los tonos neutros como beige, blanco o gris combinan a la perfección.

Ten esto siempre en cuenta porque las alfombras nómadas llaman mucho la atención y si sobrecargamos el espacio con más motivos y colores puede saturar a la vista y crear un efecto contrario al deseado.

¿Dónde comprar alfombras nómadas?

En nuestra tienda tienes una amplia selección de alfombras nómadas de diferentes colores y tamaños. Sin embargo, estas son los tres modelos más vendidos en nuestra tienda:

  • Baluch 131×84

El modelo Baluch en tonos marrones, turquesas, rojos y rosas: de lana pura y tejida a mano. Medidas: 131×84, ideal para salones y salas de estar.

 

  • Baluch 140×85

Más grande que la anterior, motivos geométricos y tonos rojos, marrones y verdes. Ideal para el salón y dormitorio.

 

  • Baluch 134×78

La más colorida de las tres, donde predomina el rojo por encima del resto, acompañado de marrones y naranjas. Ideal para salas de estar, pasillos o dormitorios.

Pin It on Pinterest

Share This