Cómo eliminar una mancha de la alfombra

Las alfombras tienden a mancharse. Están en el suelo, y todo lo que se cae acaba allí: café, zumos, restos de comida, la suciedad de los zapatos, tinta… Suciedad de nuestras mascotas, o lo que nuestros peques no pueden guardar en el estómago. Y hay que limpiarlo pronto para que no deje mancha.

¿Sabes cómo eliminar una mancha sin dañar los tejidos?

Retirar los residuos de la mancha

Imaginemos que una mañana de prisas se nos cae algo de café y la tostada sobre la alfombra. El café resulta complicado de quitar por ser líquido, pero la tostada (y la mantequilla o mermelada) debemos retirarla antes de ponernos a lavar la alfombra, tanto a máquina como lavar a mano.

Hay quien la quita este tipo de residuos con un raspador, con un cuchillo, o incluso con una aspiradora potente. Lo importante es no usar cepillos ni presión, ya que lo único que conseguiremos será hacer crecer la mancha.

Secar la mancha (si es húmeda)

Un truco que ahorrará tiempo más adelante es el de acercar primero una servilleta absorbente (y seca). Hará que parte de los líquidos que ya se encuentran en el tejido salgan. Muy útil con la mancha de café, aunque no tanto con la de mermelada.

mancha húmeda alfombra

Tras pasar este instrumento seco un par de veces, podemos hacer un poco de presión. Siempre usando servilletas secas en cada pasada, a fin de no extender la suciedad.

¿Qué tipo de mancha tienes?

En función del tipo de mancha con el que nos encontremos podremos usar un producto u otro. Habrá a los que el quitamanchas del supermercado les venga de perlas, y aquellos que requieren de algo más de originalidad.

Para eliminar las manchas de vino tinto hay varias opciones. Tras un secado como el mencionado arriba, suele venir muy bien el agua oxigenada (H2O2) como la que tenemos para las heridas, junto con algunas sales neutras (como sal o bicarbonato de sodio). Tras ello, un aclarado abundante para retirar las sales impregnadas de vino. La segunda opción es vinagre blanco, a retirar primero con una esponja húmeda, y luego con un aclarado.

Si la mancha es de tinta oscura, quizá por un bolígrafo roto, tenemos varias opciones:

  1. En caso de ser pequeña y flexible, llenar un bol de leche y dejar la mancha dentro durante unas cuantas horas. Tras ello, limpiar con un quitamanchas y seguir las instrucciones del mismo.
  2. Si la alfombra es del tipo rígido, nos será más fácil usar un paño húmedo con un poco de alcohol (puro) para ir retirando poco a poco la tinta. Luego, usar un quitamanchas.
  3. En caso de no tener nada de esto siempre podemos usar sal fina. Echando una cantidad importante, pero sin apelmazar, sobre la alfombra. Y sacudiendo la alfombra a las ocho horas para eliminar la sal.

mancha tinta

Para limpiar una mancha de aceite de oliva suele ayudar el uso de papel absorbente seco en la zona. Pasándolo por encima al principio, y presionando después. Una vez eliminada la mayor parte del líquido, la mancha debería salir limpiando con un trapo húmedo que lleve algo de alcohol puro. Y finalizar la limpieza con detergente sobre la mancha, y mucha agua.

Aunque son poco frecuentes, las manchas de óxido pueden darse. En este caso lo ideal será un quitamanchas para tela aplicado durante 5 o 10 minutos. Y, si no retira toda la mancha tras varios enjuagados con agua tibia, podemos probar con jugo de limón (colado, no vayamos a dejar partículas de limón) más sal. El limón ayudará a que la mancha se separe de la alfombra, y la sal la absorberá sin soltarla.

Si se te cae alguna infusión (té, café, mate…), lo ideal es usar almidón una vez hayas secado el líquido. Claro, que no todo el mundo usa féculas en la cocina. Si no tienes, usa paños secos para frotar, y luego detergente.

Las manchas de barro o tierra, por ejemplo, son paradójicas. Cuanto menos hagas, más fácil será limpiarlas. De hecho, lo mejor es acordonar la zona para no pisar, dejar pasar las horas hasta que la mancha se seque, y sacudir la alfombra con cuidado.

Si se nos ha caído pintura sobre la alfombra, habrá que ver el tipo. Punta de lápiz o pintura de tipo lápiz, podremos absorberlas pasando la aspiradora con cuidado de no aplastarlas. Para las pinturas de cera suele funcionar retirar el excedente, colocar unas cuantas capas de papel de cocina, y pasar la plancha a poca temperatura sobre la mancha. A medida que la pintura se reblandezca, se pegará al papel. Si es pintura líquida resulta más complejo, ya que en ocasiones serán necesarios

mancha pintura

Una mancha de chicle se retira exactamente igual que como se quita del pelo: congelándolo. Puedes pasar hielo seco sobre la mancha para despegarlo usando pinzas.

 

En líneas generales no es buena idea usar agua o aire caliente a presión (secador). Ocurre lo mismo que cuando lavamos y secamos a máquina: podemos estropear el tejido aunque quitemos la mancha.

Por supuesto, antes de experimentar sería conveniente conocer el tipo de alfombra. O preguntar al vendedor sobre la mejor opción. Claro, que esto puede costar un tiempo que haga permanente la mancha.

¿Seguro que hemos eliminado la mancha?

Una vez limpiada la mancha vamos a asegurarnos de que nos hemos deshecho de ella.

En primer lugar, tenemos que dejar secar la alfombra por completo. De lo contrario, la mancha de humedad nos dará un falso testigo, y volveremos a limpiar una alfombra que puede que ya esté limpia del todo. Para acelerar el secado podemos usar sal, aunque solo si existe una verdadera urgencia.

Si después de todo este procedimiento todavía queda una sombra de la mancha hay varias opciones: o bien llevarla al tinte, o aplicar primero un quitamanchas para tela. Lo más probable es que con el quitamanchas seamos capaces de dejar la alfombra en perfectas condiciones, aunque hay manchas realmente complejas que requieren productos industriales de difícil adquisición.

Las alfombras son la ropa de la casa, y es comprensible que queramos mantenerlas en buen estado. Algo que no siempre ocurre, especialmente si contamos con peques o mascotas en casa. Aquí hemos visto unos cuantos trucos caseros para deshacernos de manchas rebeldes.

Nota: Alfombras Hamid no se responsabiliza de los defectos que puedan causar la aplicación de estos consejos de limpieza y cuidados, ya que los productos y herramientas nombradas son aconsejables, pero dependiendo del modo en el que se apliquen podrían deteriorar las alfombras. Esto es porque los materiales de cada alfombra son únicos y sus tintes y composición reaccionarán de distintas maneras. Siempre recomendamos la restauración y limpieza de alfombras hechas por profesionales.

Imágenes | skeeze,  StockSnap,  PublicDomainPictures,  683848

Entradas relacionadas

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información aquí

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar