Si estás buscando una alfombra para el salón o el comedor para decorarlo, has llegado al artículo perfecto: ¡queremos ayudarte a elegir la alfombra perfecta!

Decantarse por una alfombra u otra puede ser una decisión difícil, ya que existe una variedad inmensa de estilos, materiales y medidas. Pero siguiendo los siguientes pasos, ¡te podemos asegurar que será más sencillo!

Alfombra para el salón: pasos a seguir para elegirla

Elegir las medidas de la alfombra

En primer lugar y muy importante, debemos saber el lugar que queremos que ocupe y las medidas que necesitamos que tenga. Para elegir la medida de la alfombra, lo primero que hay que hacer es medir el espacio, y restarle unos centímetros menos a cada lado, de modo que quede visible parte del suelo, para que la alfombra “respire”.

Ejemplo de alfombra para el salón.

Decorativo ejemplo de alfombra para el salón.

En ocasiones, al colocar una alfombra que no deja al descubierto ningún centímetro de suelo, efecto moqueta, puede hacer la estancia más pequeña.

Si necesitas hacerte a la idea del espacio que va a ocupar la alfombra para averiguar las medidas, un truco es colocar cinta de carrocero en el suelo, para delimitarlo de manera visual.
Las alfombras anudadas a mano suelen tener medidas únicas y diferentes. Por lo tanto, es recomendable contar con que nuestra alfombra puede variar en unos centímetros.

Alfombras para el salón o comedor.

Precioso ejemplo de alfombra para el salón.

Una alfombra, además de su belleza y diseño, tiene muchas funcionalidades. Una de ellas es la de delimitar espacios sin necesidad de tabiques. Para elegir una alfombra para el salón o comedor, te recomendamos que seutilices dos alfombras diferentes para separar los dos ambientes de forma abierta y espaciosa.

Alfombra para el salón

En la parte del salón, recomendamos que la alfombra quede debajo de sofás y butacas, aunque sea unos centímetros. De esta manera visualmente es más espacioso y además prevenimos tropezones, que las esquinas de la alfombra puedan sufrir daños y quede más fija en el suelo. En la siguiente infografía está explicado de manera visual:

Cómo colocar la alfombra para el salón

Ejemplo de decoración de alfombra para el salón.

 

Alfombra para el comedor

La alfombra del comedor tiene que ser lo suficientemente grande para que quede la mesa y las sillas con todas sus patas dentro de la alfombra. Si quedan las patas traseras de las sillas fuera de la alfombra se produce un desnivel que hace que la pata cojee, y sea incómodo para los comensales.

Nuestra recomendación es que la alfombra sea unos 50 cms  más grande por cada lado, para poder apartar la silla sin problema. Para facilitar su limpieza, la alfombra del comedor debe ser de pelo corto.

Cómo colocar alfombra de comedor.

Ejemplo decorativo para alfombras de comedor.

 

Elegir el material y la calidad de la alfombra

Al comprar una alfombra para el salón o el comedor, innegablemente estamos haciendo una inversión. Si es de buena calidad puede durar toda la vida. Queremos presentarte una guía rápida de técnicas y materiales para poder guiarte en tu elección.

Las técnicas más comunes son:

  • Alfombras anudadas a mano: esta se realiza en un telar artesanal. El valor de estas alfombras reside en la belleza de su artesanía y su calidad frente a todas las demás técnicas. Cada pieza es única.
  • Alfombras a máquina (o alfombras mecánicas): se producen en un telar mecánico, que teje la alfombra rápidamente. No tienen nudo. El proceso de creación es mucho más rápido, es por eso que estas alfombras tienen un valor mucho menor. Se pueden producir piezas exactas.
  • Alfombras hand-tufted: la alfombra no está anudada, si no que se inserta la lana en una base con una pistola eléctrica. El proceso es más rápido que en una pieza manual.

 

Los materiales más utilizados:

  • Lana: es el material más utilizado históricamente en las alfombras. Esto tiene una razón y es que es el material más resistente, además de que actúa como un aislante acústico y térmico. Dentro de la lana, la de Nueva Zelanda es una de las más conocidas por su pureza, resistencia y suavidad.
  • Seda: es el material por excelencia, utilizado para alfombras exclusivas. Cuando una alfombra es de seda denota una calidad superior y es sinónimo de elegancia y lujo.
  • Algodón: actualmente se utiliza mucho este material en la elaboración de alfombras, ya que es más barato que la lana. Aunque es menos resistente, es fácil de limpiar.
  • De fibra natural:  entre las que se encuentra el sisal o el yute. En la actualidad este material es tendencia, es ecológico y, biodegradable. Además, es bastante económico y combina con todo tipo de estilos decorativos.
  • Sintéticas: en los últimos años se utilizan materiales sintéticos y resultan más económicas. Dentro de las fibras sintéticas podemos diferenciar el polipropileno, el acrílico, la viscosa o el poliéster.

Como en casi todo, los precios y el valor de las alfombras van ligados completamente a la técnica y material utilizados. Una alfombra anudada a mano con lana, tendrá un precio mucho más elevado que una alfombra a máquina sintética. La primera, es una pieza única que ha podido ser anudada en varios meses. La segunda, se tarda en hacer unos pocos minutos y se producen en masa.

¡Esperamos que esta pequeña guía te sea de ayuda y sea más fácil encontrar la alfombra que más se adapta a tus gustos y necesidades! Te esperamos en los comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar