El pasillo es una de las zonas de paso más olvidadas de la casa en cuanto a decoración se refiere. En este artículo vamos a ver cómo elegir una alfombra para el pasillo y darle un toque creativo a nuestra casa.

 3 consejos para elegir una alfombra para el pasillo

En ocasiones, el pasillo es el último lugar que decoramos y, en muchas ocasiones, lo hacemos sin ilusión y con menos ideas de las que tenemos para el resto de estancias.

alfombra para el pasillo

Fuente Pinterest

 

En las casas españolas solemos ver pasillos largos y a veces casi interminables. De ellos salen diferentes accesos a las diferentes habitaciones y estancias de la casa. Sin embargo, no hay que ver los pasillos como un problema decorativo, ¡sino como una oportunidad! El pasillo es el lugar perfecto para colocar una alfombra que de un toque sofisticado a esta zona y marque la diferencia como para tener una casa ¡de revista!

Con estos consejos convertirás el pasillo en el punto focal de la decoración y será el objetivo de todas las miradas (siempre que estén bien elegidas). Tres consejos para elegir la alfombra de pasillo perfecta para tu hogar:

 

#1. La medida correcta

El primer paso que vamos a dar es medir con exactitud nuestro pasillo, tanto a lo largo como a lo ancho. Es fundamental saber estas medidas para elegir una alfombra de un tamaño proporcional al mismo, ni demasiado grande ni demasiado pequeña.

¿Cómo elegir el ancho de la alfombra? Lo ideal es dejar varios centímetros a cada lado para que “respire” y no nos de sensación de agobio o estrechez. Siempre buscaremos que la alfombra aporte clase y estilo y no que recargue el ambiente o estreche visualmente esta zona de la casa.

En cuanto al largo de la alfombra, es fundamental que no quede demasiado corta y/o raquítica. No tengas miedo de ocupar casi todo el largo del pasillo: dará sensación de amplitud, longitud y continuidad. Si es demasiado largo, puedes poner dos alfombras en lugar de una.

 

Un truco para delimitar el espacio de manera visual es colocar cinta de carrocero en el suelo. De esta forma, sabremos cuál es la medida que mejor le va a nuestro espacio antes de acudir a la tienda a comprar una nueva alfombra.

Si elegimos la correcta alfombra para el pasillo tendremos un gran aliado para conseguir que un pasillo largo y angosto se convierta en una zona en la que pararse a observar y deleitarse.

 

#2. La calidad de la alfombra

El pasillo suele ser una zona de mucho paso y tránsito, por lo que recomendamos elegir siempre una alfombra de fibras resistentes. Históricamente, las alfombras de lana son de las más utilizadas cuando buscamos un producto que resista mucho tiempo. Además las alfombras orientales hechas a mano son también muy resistentes. Tienen además un plus extra y es que aportarán a tu pasillo un alto valor estético y artesanal.

Evidentemente, este tipo de alfombras suelen presentar un precio algo más elevado, sobre todo si lo comparamos con las alfombras mecánicas o las de menor resistencia. Sin embargo, si elegimos una alfombra para el pasillo resistente y de exquisitos materiales podemos garantizar que se tratará de una inversión que, con el paso de los años y los cuidados básicos, seguirá mostrándose como el primer día.

alfombra para el pasillo

Kilims Alfombras Hamid

 

Si quieres una alfombra de aspecto oriental pero con un toque más desenfadado, el kilim es la opción perfecta. Suelen ser de diseño geométrico y colores vivos, por lo que siempre te aportará luz y originalidad allá donde elijas colocarlo.  Los kilims suelen ser alfombras algo más finas, por eso recomendamos poner debajo una red antideslizante para evitar que la alfombra se mueva y podamos resbalarnos o tropezarnos.

Actualmente, las fibras naturales como el yute son un must have en el mundo de la decoración. Las encontrarás en muchos espacios de diseño, revistas de decoración, etc. Esto se debe a que son alfombras que encajan en cualquier ambiente: su corte artesanal y sencillez quedan siempre bien y su precio económico las convierten en una opción más que interesante. Además son ecológicas ya que el yute es un material biodegradable.

alfombra para el pasillo

Alfombra pasillo Kerala en nuestra tienda.

 

Te invitamos a ver nuestra oferta de alfombras de yute para pasillo en nuestra tienda.

 

#3. El color

Por último, nos fijaremos en el color de la alfombra. Es habitual que los pasillos sean zonas oscuras ya que es raro el pasillo que cuenta con ventanas desde las que pueda entrar luz natural. Por ello, recomendamos casi siempre elegir colores claros, cálidos y poco estridentes para que aporten claridad a la estancia e ilumine visualmente la zona.

Esto no significa que no puedas colocar una alfombra oscura, ni mucho menos. Si el pasillo es demasiado ancho y quieres estrecharlo visualmente elegir una alfombra oscura es una gran opción, por ejemplo.

Si tienes la suerte de que el pasillo de tu casa está muy iluminado y recibe habitualmente luz natural del exterior, te recomendamos que elijas una alfombra para el pasillo con colores vivos y alegres, ya que creará un ambiente mucho más original, como por ejemplo el de la imagen de debajo:

 

Si estás buscando una alfombra de pasillo y no consigues decidirte o necesitas alguna recomendación, no dudes en visitar nuestra tienda y contactar con nosotros para lo que necesites.

Pin It on Pinterest

Share This